banner poetas peruanos

POETAS PERUANOS FAMOSOS

Sonetos modernos, baladas, verso libre, notas sobre poetas y poética
Famoso poeta Billy Collins aconseja ¿Cómo leer un poema?

Nueva Sección: Ensayos Sobre Poetas y Poética

La tensión Eros/Tánatos en la obra poética de César Vallejo

Irene Vegas García

César Vallejo en París

La obra poética de Vallejo (1892-1938), tiene evidentes íconos poéticos. Uno de los más importantes y, ampliamente estudiado por la crítica, es la imagen de la muerte, que atraviesa su poesía de principio a fin.
En este ensayo, me propongo demostrar que los textos poéticos vallejianos presentan varias manifestaciones de la tensión Eros/Tánatos, con diversas variantes de representación. Al efecto, como lo indico en el título, realizaré una interpretación hermenéutico-psicoanalítica, para lo cual utilizaré como marco teórico a Freud, Heidegger y Lacan, a cuyas ideas me iré refiriendo cuando sea necesario... Para leer más, clique en Eros/Tánatos en Vallejo


La poesía peruana cuenta con una pléyade de excelentes poetas, muchos de los cuales brillan en el firmamento del mundo literario hispano. En estas páginas dedicadas a los poetas peruanos, se puede decir que no están todos los que son, pero si son todos los que están.
Poco a poco iremos agregando a los demás valores jovenes asi como también a muchos consagrados de la literatura peruana que faltan - de todos los rincones del Perú.
Pero nunca se podrá decir que la lista ya está completa, siempre habrán nuevos creadores y como consecuencia de ello, habrá también omisiones involuntarias. Cuando no haya más poetas sobre la tierra seguramente será porque la humanidad dejó de ser humanidad. Cada pueblo tiene sus poetas, debemos colocarlos en el sitial que les corresponde, pues ellos son trabajadores de la palabra. La poesía hace que aprendamos a valorar la palabra y, el idioma, en este caso el castellano.

CONSEJOS DEL POETA LAUREADO BILLY COLLINS

Como Leer un Poema en Voz Alta

Listen to former Poet Laureate Billy Collins talk about reading a poem.

Tengo la certeza que la mayoría de lectores de este sitio lo componen estudiantes, con poca o ninguna experiencia en la lectura de poemas en voz alta, para ser escuchado por un gran auditorio. Sabemos bien que un poema vivirá o morirá dependiendo de la manera como sea leído. Consecuentemente, lo que sigue son unos cuantos consejos sobre el recitado oral de poesía.
Dicho sea de paso, los lectores no deben leer en frío; deben conocer el poema días antes para que puedan practicar, quizás, en presencia de un profesor. Además de exponer a los estudiantes los sonidos de la poesía contemporánea, Poetry 180 (página poética de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, especial para estudiantes), también puede servir como medio para mejorar las habilidades del estudiante para comunicarse públicamente. He aquí los consejos:

Leer el poema lentamente. La mayoría de adolescentes hablan atropelladamente, y si están nerviosos, tanto peor; tenderá a hacer lo mismo con el poema para terminar rápido. Lo mejor es leer el poema lentamente para lograr que salga claro y sea entendido por la audiencia. Aprender a leer un poema pausadamente, no solo hará que se escuche mejor el poema, también ayudará a dar énfasis a lo importante de la poesía, a cada una de las palabras; pero tampoco puede ser leído tan lentamente. Un buen método a utilizar para establecer el mejor paso en la lectura, es hacer una pausa de pocos segundos entre el título y la primera línea del poema.

Leer con tono de voz normal y relajada. No es necesario hacer una lectura dramática como si se estuviera actuando en una obra de teatro. Hay que tratar de seleccionar los poemas y escoger, en su mayoría, los que están escritos con un estilo natural y coloquial, e igualmente, deben ser leídos en esa forma: natural. Dejar que las palabras del poema hagan cada una su trabajo. Solamente leer claro y con calma.
Naturalmente que los poemas están ordenados en líneas, sin embargo, hacer pausa al final de cada línea creará un efecto de líneas entrecortadas, lo que interrumpirá el normal influjo del sentido poético. El lector sólo debe hacer pausa donde hay puntuación, tal como es en la lectura en prosa, la diferencia es que en poesía se va más lento.

Es importante utilizar un diccionario para buscar las palabras no conocidas o algunas de difícil pronunciación. Para leer con convicción, el lector debe saber al menos el significado de cada palabra, según el diccionario. En algunos casos, el lector puede escribir la fonética de la palabra como una ayuda memoria para saber cómo pronunciarla correctamente al momento de leer. Hay que recalcar una y otra vez, la importancia de aprender a leer un poema en voz alta, pues es un modo de lograr comprender el poema mejor que escribiendo una composición sobre el mismo.

Acerca del autor:
Billy Collins (Nueva York, 1941-), tiene publicados varios libros de poesía. En 2001 fue honrado con los Laureles de Poesía, y actualmente dirige el programa POETRY 180 en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, donde enseña poesía a estudiantes. En ese programa, el laureado poeta tiene el propósito de hacer que la mayoría de niños lean un poema al día.

Presentamos aquí el análisis de un soneto de Francisco de Quevedo, gran poeta español del siglo XVII. Hay que notar la diferencia entre la poesía de corte clásico, como el presente soneto de Quevedo, de riguroso esquema formal, casi perfecto, y que no tiene comparación con el verso libre actual que está desprovisto de muchas de estas formalidades. Ver poemas que siguen en la parte baja, ( de los poetas Samantha Berger y Washington Delgado). En estos dos últimos poemas, vale más el contenido que la forma.

1    Erase un hombre a una nariz pegado,   11 sílabas métricas
2    érase una nariz superlativa,          11 sílabas métricas       
3    érase una nariz sayón y escriba,      11 sílabas métricas
4    érase un pez espada muy barbado.      11 sílabas métricas

5    Era un reloj de sol mal encarado,     11 sílabas métricas 
6    érase un alquitara pensativa,         11 sílabas métricas
7    érase un elefante boca arriba,        11 sílabas métricas
8    era Ovidio Nasón mas narizado.        11 sílabas métricas		

9    érase un espolón de una galera,       11 sílabas métricas
10   érase una pirámide de Egipto,         11 sílabas métricas
11   las doce tribus de narices era.       11 sílabas métricas		

12   érase un naricísimo infinito,         11 sílabas métricas
13   muchísima nariz, nariz tan fiera,     11 sílabas métricas
14   que en la cara de Anás fuera delito.  11 sílabas métricas 

Para leer más sobre sonetos, ir a la página Soneto Moderno, y leer también, una notita sobre el verso libre, ambos en este mismo sitio.

		LEJOS DE LA TIERRA

		      Samantha Berger



				Contemplé tanto la belleza

				 Que mi visión le pertenece

				  Kostantinos Kavafis



	Súbitamente descubro en tu cuerpo mis líneas,

	como el reflejo silencioso de una imagen delirante

	como el susurro suplicante de palabras sofocadas

	súbitamente

	te propongo absoluta,

	y redundando,

	rindo culto a los murmullos de una estrella sumergida



	Mujer terrestre

		Mujer museo

			Mujer delirio



	Mujer estruendo



	Desde estos nardos desvalidos te propongo imperturbable,

	tan levemente develada

	que te respiro cuando surges,

	tan levemente resurgiendo

	que te respiro cuando emerges

	cuando te sueñas

    	   imperfecta y sugerida



	disonante nínfula de acero.




LOS PENSAMIENTOS PUROS

       Washington Delgado

Señor rentista, señor funcionario,
se�or terrateniente,
señor coronel de artillería,
el hombre es inmortal:
vosotros sois mortales.
Es curioso como la podredumbre
se adelanta a veces al cad�ver.
Soportad vuestro olor, mostradlo
si queréis, poquito a poco.
Pero no habláis.
Señores, ense�ad el trasero,
pero no lloréis nunca,
cierta decencia es necesaria.
en las alas blancas
y en la música de las arpas
dulcemente tocadas
por vuestras dulces manos.
Pensad en vuestros libros de lectura, en las viudas
        tísicas y abandonadas que ayudaréis con una
        trompeta de oro.
Pensad en vuestros billetes, en los veranos junto
        al mar, en la mucama rubia, en el amante
        moreno, en los pobre que besaréis en la otra
        vida, en las distancias terrestres, en los cielos
        de almíbar.
Pensad en todo,
vuestros días sobre la tierra no serán numerosos.






Página hecha con:
Notepad++ imagen
Editor Notepad++




Arriba
ARRIBA