banner poetas peruanos
La sextina es una forma poética de regla muy rigurosa. El poeta peruano Carlos Germán Belli   
nos ofrece una sextina que cumple cabalmente con la forma: seis estrofas y un envío    
El poema va con una nota sobre la creación de una sextina.   
PAGINA NUEVE  

SEXTINA DE LOS DESIGUALES (1)

Carlos Germán Belli

Un asno soy ahora, y miro a yegua,
bocado del caballo y no del asno,
y después rozo un pétalo de rosa,
con estas ramas cuando mudo en olmo,
en tanto que mi lumbre de gran día,
el pubis ilumina de la noche.

Desde siempre amé a la secreta noche,
exactamente igual como a la yegua,
una esquiva por ser yo siempre día,
y la otra por mirarme no más asno,
que ni cuando me cambio en ufano olmo,
conquistar puedo a la exquisita rosa.

Cuánto he soñado por ceñir a rosa,
o adentrarme en el alma de la noche,
mas solitario como día u olmo
he quedado y aun ante rauda yegua,
inalcanzable en mis momentos de asno,
tan desvalido como el propio día.

Si noche huye mi ardiente luz de día,
y por pobre olmo olvídame la rosa,
¿Cómo me las veré luciendo en asno?
Que sea como fuere, ajena noche,
no huyáis del día; ni del asno, ¡oh yegua!;
ni vos, flor, del eterno inmóvil olmo.

Mas sé bien que la rosa nunca a olmo
pertenecerá ni la noche al día,
ni un híbrido de mí querrá la yegua;
y sólo alcanzo espinas de la rosa,
en tanto que la impenetrable noche,
me esquiva por ser día y olmo y asno.

Aunque mil atributos tengo de asno,
en mi destino pienso siendo olmo,
ante la orilla misma de la noche;
pues si fugaz mi paso cuando día,
o inmóvil punto al lado de la rosa,
que vivo y muero por la fina yegua.

¡Ay! ni olmo a la medida de la rosa,
y aun menos asno de la esquiva yegua,
mas yo día ando siempre tras la noche.


     COMO TU LO ESTABLECISTE

María Emilia Cornejo

Sola,
descubro que mi vida transcurrió perfectamente
como tú lo estableciste.

ahora
cuando la sensación de algo inacabado,
inacabado y ajeno
invade de escrúpulos mis buenas intenciones,
sólo ahora
cuando me siento en la mitad de todos mis caminos
atada a frases hechas
a cosas que se hacen por haberlas aprendido
como se aprende una lección de historia,
puedo pensar
que de nada sirvieron los consejos
ni las interminables conversaciones con tu madre,
y esas largas horas de mi vida
perdidas
en aprendizajes extraños
sobre pesas y medidas,
colores
y
sabores
y
en el vano intento de ir tras el sol
tras el vuelo de los pájaros,
de repente quiero acabar
con mi baño de todas las mañanas,
con el café pasado,
con mi agenda cuidadosamente estructurada
de citas y visitas
a las que asisto puntualmente;
pero es tarde
hace frío
y estoy sola.

	  	   DOS POEMAS SATURADOS

		 A EL VIEJO HIERONYMOS DE

	    	     HERTENGENBOSCH.

	    	     

	    	       Oscar Málaga



			POEMA UNO



	Durante años no dejaré tu cuerpo, tu locura

		    tu amor anodino

	           tus ojos alucinados

	    viejo aguafiestas de la realidad.



			POEMA DOS



	Con el tiempo horrorosamente dispuesto para sorpren-

				(derme en el primer momento

	libre

	cuando sobre viejas motocicletas, largas colinas

	   distinga tu cabeza llena de sapos

		raras caras	raras ciudades

	y sin embargo tan extrañamente reales

		tan extrañamente comunes

	como toda esta ciudad de deseperación, Coca Cola,

						(explotación

	que me rebusca los ojos

	    me destroza los jardines

		y me aleja diariamente

	de tu cara: Inmenso plato de sueños.

	Entonces, toda la visión real del Apocalipsis se hace

					(extensa a mi cuerpo

				y me reconozco

				y reconozco la ciudad

				y entonces, concientemente, sé

	que mi imaginación, como una pistola vieja alguna ma-

					(drugada loca estallará

	y me dejará triste

		tristemente encadenado

	a esta ciudad descubierta por publicistas

	y empezaré a dejarte

		   como un navío roto, como una

		   vieja y eterna		lata de locura.

ESTUVE MUCHO TIEMPO EN LA ESQUINA

Miguel Ildefonso

   I

Le llamaban la Plaza de Los Lagartos,
Pero su verdadero nombre era San Jacinto,
Nombre hispano en El Paso, Texas, Norte de América.
Yo estaba sentado aquel domingo,
Ya la resaca se me había agotado a esa hora de la tarde.
Las palomas se me acercaban para que les invite algo,
Pero yo no tenía nada que darles.
Me tendí en la banca, bajo el amable árbol
Que era una de las pocas bendiciones del desierto.
Abrí el libro que llevaba, Factotum, del querido Buko,
Y así, hermanito, los lagartos están petrificados,
Así como tu vida llena de alcohol,
Tan llena de amor.
Me quedé dormido, en mi sueño el tren que pasaba
Cerca y bajo el nivel del suelo
Se llevaba todos los corazones que extraían de los cuerpos
Que caminaban por el Downtown,
Vagos como yo,
Como Buko,
Y también de las palomas que seguían esperando
De mí, siquiera una sonrisa.

Nota 1

COMPOSICION DE UNA SEXTINA

La sextina es un poema muy elaborado de origen italiano. La sextina esta conformada por seis estrofas de seis líneas cada una, y finaliza con un terceto (envio). El poeta debe ceñirse a seis palabras sobre las cuales basará su tema. Estas palabras están numeradas del 1 al 6. Cada línea de cada estrofa termina con una de estas palabras, a su vez, la primera línea de la siguiente estrofa debe terminar con la misma palabra con la que terminó la última línea de la estrofa anterior. Las palabras de esta sextina de Belli cumplen con la forma, toman su número según la línea en que están colocadas en la primera estrofa, de la siguiente manera:
yegua 1 
asno 2 
rosa 3 
olmo 4 
día 5 
noche 6
A partir de la segunda estrofa: 6, 1, 5, 2, 4, 3, el orden es cambiante. Note como la última línea de la primera estrofa rima con la primera de la segunda estrofa (noche). El envío también tiene su regla (y muy rígida), el esquema es: 3, 1, 6 (2, 4, 5 están dentro de las líneas).
Además de todo este formalismo, el contenido debe ser unitario, esto es que cada estrofa indique una idea acorde con el tema. La sextina tiene tres partes: cabeza (primera estrofa), cuerpo (estrofas del 2 al 6) y final (envión).
El tema nos lo sugiere el título y a la vez nos advierte que estamos ante una sextina. El poeta nos quiere decir que hay mucha desigualdad entre las cosas materiales e inmateriales en el mundo que nos rodea. Cómicamente es el burro quien se queja de la desigualdad entre congéneres. (Cada lector puede hacer su propia interpretación y no tiene porque coincidir exactamente con la idea de los demás.)




Página hecha con:
Notepad++ imagen
Editor Notepad++




Arriba
ARRIBA