banner poetas peruanos

Once Poetas Femeninas Románticas

Yolanda Wesphalen, poeta peruanaPresentamos 17 poemas románticos de afamadas poetas femeninas peruanas. Algunas de ellas vienen desde mediados del siglo XX y finales. Cada una muestra su estilo personal, y representan su época.
Poemas muy bien logrados y alturados de Yolanda Wesphalen; los desencuentros amorosos de Rosella di Paolo y Marcela Robles siguiendo los pasos de la gran poeta argentina, Alfonsina Storni /Ah, me resisto, más me tienes toda,/ TÚ, que nunca serás del todo mío./

LA ANSIEDAD DE TU PRESENCIA

Yolanda Wesphalen

(Cajamarca 1925)

La ansiedad de tu presencia
Entre los vivos
Me hace olvidar
Metáforas y símbolos
La palabra está en derrota
Solo tu
Imagen
Enceguece mis ojos
Y mi dolor
En ascenso
Se concreta en lágrimas

II

Sabes que la esperanza
Es terca
En terquedad
Permanecida
Espero tu regreso
En lejanía
Y desde la altura
De mi dolor
Sin nombre
Miro la ausencia
De la niebla
Posarse sobre tu figura
-austera-
Como fugaz prisionero
De la vida.


    VEN BESAME

Magda Portal (Lima 1900 Lima 1989)

¡Ven Bésame!..
¿qué importa que algo oscuro
me esté royendo el alma
ccn sus dientes?
Yo soy tuya y tú eres mío..¡Bésame!.
No lloro hoy.. me ahoga la alegría,
una extraña alegría
que yo no sé de donde viene.
Tú eres mío..¿Tú eres mío?...
Una puerta de hielo
hay entre tú y yo:
¡tu pensamiento!
Eso que te golpea en el cerebro
Y cuyo martillar
Me escapa..
Ven bésame.. ¿qué importa?
Te llamó el corazón toda la noche,
y ahora que estás tú, tu carne y tu alma
qué he de fijarme en lo que has hecho ayer..
¡Qué importa!
Ven, bésame.. Tus labios,
tus ojos y tus manos..
Luego.. anda
¿Y tu alma? ¡Y tu alma!


TRES POEMAS DE
ROSELLA DI PAOLO (Lima 1960)

LAS ALTAS DISTANCIAS

Si yo escribo tu nombre en la arena
Y tú escribes mi nombre en la arena
Pero en otra playa
Es que hemos descuidado las cosas
Hemos dejado crecer el mar como yerba mala
Y habrá que arrancarlo con cuidado
Hasta allanar la arena de esa playa
Donde puedes escribir mi nombre al rozar el dedo
Que está escribiendo el tuyo despacito.


INUTIL TRAS LA NOCHE

La luna trepa por la noche
como una cabra iluminada.
Así voy detrás de ti
-señor de los misterios-
loca entre las sombras
piedra de luz en mi costado.
Monte arriba o cielo perseguido
qué son sino tu oscura mano que me espanta
así subo al abismo que me colma
así hundo mi cráneo en tu espesura
así no sé de mí que ya no hay bordes
ni afán ni luna o cabra
porque el sol ha estallado en muchas partes
el sol en que te has vuelto por los aires
pelado sol sin sombra de tu abrazo.


ESFERAS

No es sólo el taciturno caparazón en que te guardas
como en un cuarto oscuro donde yo no podría entrar,
es el espeso oleaje que te encierra mejor
es la arena y sus minúsculos laberintos, los sargazos
que me sujetan mientras huyes
¿cómo saberlo? ¿a quién preguntar por estas cosas?
¿a la piedra oculta bajo la piedra del mar?
Tiéndeme tus manos,
que sobre sus líneas llegue como a través de mapas
a los suaves territorios que defiendes.
Arrójame astrolabios, sextantes, rosas de muchos
vientos
pero no me dejes aquí, en este borde,
aterida entre los fuegos que no alcanzo a encender
si no me miras.

Y tú escribes mi nombre en la arena
Pero en otra playa
Es que hemos descuidado las cosas
Hemos dejado crecer el mar como yerba mala
Y habrá que arrancarlo con cuidado
Hasta allanar la arena de esa playa
Donde puedes escribir mi nombre al rozar el dedo
Que está escribiendo el tuyo despacito.


TRES POEMAS DE
MARITA TROIANO


VEN A MI

Ven a mí
Desátame las manos
/que llevo atadas
Con cuerdas
De nudos minuciosos/
Seré para ti
Lo que nadie

Corazón y latido
Anzuelo y pez
Reflejo y espejo
Desierto y mar

Seré más
Te lo prometo
Seré todas las cosas
que tú quieras
el sol y la luna,
las duras piedras
seré rayo
seré lluvia
tal vez una laguna
seré centella
el perdón de los pecados
la resurrección de los muertos
{por amor}
Y la gloria de una vida perdurable
En tu recuerdo.

Del libro Ad Libitum, Antología Poética


CONFESION

Practico con regular frecuencia
actividades solitarias
rituales ajenos a comunes
cincunstancias
y otras cosas
de cualquier naturaleza

Cocino los feriados y domingos
escribo lánguidos versos
por las noches
alimentando insomnios
penitentes repetidos

Y por último,
me masturbo en la ducha
en las mañanas,
dominada por el aroma
de dudosos jabones
y abundante espuma blanca

Si alguien considera
que necesito compañía
para cubrir una posible deficiencia
en mi conducta
puede hablarme cualquier tarde
Presentarse...
y si cumple con algunos requisitos mínimos
como hablar lento y tener los ojos claros
compartiremos el domingo las recetas,
le permitiré transcribir
con letras góticas mis versos,
y cuando caigan por el suelo
las restricciones consabidas,
—y las ropas—,
viviremos un menage á trois
con mi tristeza.



REALIDAD

Se me cayeron las tetas quince grados tarde
Lo comprobé sin prisa
derramé un par de gotas de dolor
humedeciendo mi memoria

Y fui pálida

Luego ruborizada
como una adolescente confundida


TATUAJE

Patricia del Valle

Quiero llevarte en mi cuerpo
aquí
al atardecer
donde no llega el sol
perpetuar en mi
tu corazón de hielo
convertirte en una sombra
una imagen fija que se pierde
en el tiempo
en un sueño
- UNA MARCA -
un dolor permanente de ti
en mi.

Del Libro: Soy Otra

HAITI

Marcela Robles

Hoy pasaste por mi lado
y pretendiste no verme.
Y yo te he visto.
Y he sentido
que querías que te viera más que nunca.
Pensé en pararme y seguirte,
pensé tocarte en el hombro,
abrazarte.
Aquí estoy, te hubiese dicho,
puedes mirarte en mis ojos
mucho antes de que yo en los tuyos
(como siempre es tu deseo).
Pero he dejado que pases
y he pretendido no verte.


S/T

Daysi Jasmín Fabian

Te miro desde lejos y voy
grabando cada gesto tuyo
en mi mente.
Te miro desde lejos y
solo a ti admiro pero tu
dulce mirada no se fija en mí y
desde lejos suspiro y digo como
quisiera que me quieras como yo
a ti pero en las noches al dormir
pienso en tí y entre mis sueños
te hablo pero al despertar
eres una estrella que
desaparece al amanecer.


S/T

Andrea Marina Durand Zúñiga


Salí un toke a caminar
porque quería meditar
salí de noche pa' chupar
mi aliento alcohólico es fatal

Y tú te atreves a preguntar
si lo que hago es normal?
me reprochas la frialdad
porque te dejo en libertad.

Sabes? no me importa dejar
todo lo que me hiciste atrás
tal vez no quería mirar
solo te deba abandonar

Cuando no te vea cambiaré
con más prejuicio observaré
rodar mi vida y dejaré
de ser tu amiga

Con eso aprenderás
a ser coherente
y no hablar demás


S/T

  Jessica Asto

Con mi muerte tu anhelado deseo
De no verme se habría cumplido
Sin embargo no es hora de que me
extrañes y me llores, me reservo ese dolor

Será mi insulsa inocencia que me
entregó a ese calor tuyo y es esa
misma la que me entrega a tomar
el remo e ir en contra de la corriente

No me esperan en ningún puerto
ni muelle, pasaré uno tras otro
y nunca me detendré

Mi destino es todo lo que veo
en el horizonte


RETROVISION

Luz Vilca  (Arequipa)

A los treinta descubrí que el amor no es más un
encuentro
/casual y erótico/
Lleno de adrenalina y sex appeal que se mezcla con los olores
La música, una copa de vino, y la soledad,
Mirando aquel chico que nunca antes miré,
Que maravillosa ocasión para conocerse,
Abrazos de oso ¿sabes cómo conducirte en una cita?
Besos lánguidos y tiernos. ¿sabes cómo seducir?
Y luego un tiempo, nuevamente esa angustia de
seguir sola
Miro de lado mis pertenencias, y mis miserias.
Qué bueno es estar sola. qué difícil es entenderse
una misma,
Mientras mi corazón late nuevamente ¿será la
menopausia?
¿será que me enamoré por enésima vez?...
¿Será que se me viene la muerte tan lentamente?


DOS POEMAS DE
YDA LUZ GUILLEN


ERES

Eres sol abrasador
suave viento que me envuelve
piedra, roca, mármol
granito sedimentado
Los recuerdos se solidifican en rocas ígneas
fluyen independientes de nosotros
Mas si no te hallo
vaga mi voz tremebunda
guijarros, cuescos enlazados
y muda,
evado mi línea muerta.
Tus mágicos espejos
ya no me miran.


TU SONRISA

Sonríes. Extasiada te miro
absorta contemplo tu imagen serena
Nunca, una sonrisa fue más hermosa
clara, diáfana, bondadosa
sonrisa que lo envuelve todo
cálido manto, halo de paz
cubres el mundo equidistante.
Es largo el camino del recuerdo
horadado de pesadumbres llenas
niebla, oscuridad, gritos de dolor
fugaces atraviesan mi camino
dolor ¿dolor me extrañas?
eres parte de mí
muerdes mis entrañas
devoras mi alegría
hasta tornarla invisible
Es largo el camino del recuerdo,
yo te espero con el alma desnuda
cubierta apenas de florecillas nuevas,
mi aterido corazón
se sofoca de dolor, de soledad
sólo el silencio me escucha
y en él,
como pozo profundo
ahogo mis tristezas
ensordecen mis oídos
me grita
hasta la curvatura de mis días.
Al fin, a lo lejos
un oleaje de ternura
rauda invade mi alma
haces de luz brillante
conturban mis pupilas
¡Oh! desaparecen mis angustias
mis dolores se disipan
Al fin, ¡estás tú!
puedo verte
tus ojos brillantes
tu barba poblada
tus ensortijados cabellos
y en medio de ellos
como halo luminoso en el espacio
tu mágica sonrisa


Continuación de Comentario
en parte Superior

... A las poetas anteriores les siguen Magda Portal, adelantada a la poesía romántica moderna si consideramos que escribió en la época del machismo, y que en la actualidad está en retroceso.
Siguen Patricia del Valle, Luz Vilca y la nueva figura, Yda Luz Guillén Nuñez, de quien presentamos tres poemas románticos de fraseo bastante serio sin ser adusto pero que expresa muy bien el amor al varón sin los sobresaltos de Marcela Robles y Rosella di Paolo. Yda Luz se diferencia de estas dos últimas poetas porque ellas, al igual que Alfonsina Storni, muestran sus dudas en el amar (pero saben que el amor existe). En cambio, Yda Luz cree firmemente en el amor que profesa.
Finalmente están las poetas de contracultura, o poetas del asfalto que se sitúan al lado del movimiento Beat(neak) que estuvo en boga a mediados del siglo XX: ellas son Andrea Marina Durán Zúñiga, Deysi Jazmín Fabián y Jessica Asto{


Arriba
ARRIBA