banner poetas peruanos
HOME | ENSAYOS | FICCION |  MAS POETAS | CONTACTO | ENLACES

Poetas Peruanos Contemporáneos

Ricardo Peña Barrenechea y su famoso soneto Estatuaria - Poemas del poeta   
chimbotano Juan Ojeda - Roxana Crisólogo y Fransiles Gallardo   

PAGINA TREINTA Y SEIS   
PCs y componentes
TigerDirect

MAS POETAS AQUI:
UNO
  • Pablo Guevara
  • Jorge Bendezú Canales
  • Alberto Vega
  • Enrique Verástegui
  • Javier Huapaya
DOS
  • Washington Delgado
  • Juan Carlos Lázaro
  • Miguel Carrillo Natteri
  • Gustavo Armijos
  • María del Cármen Ulloa
TRES
  • Alejandro Romualdo
  • José Livia Torino
  • Elvira Ordóñez
  • Ulises Valencia
  • Julio Aponte
CUATRO
  • Jorge Eduardo Eielson
  • Luis Hernández
  • Angel Yzquierdo Duclós
  • Roberto Rosario
  • Filonino Catalina
CINCO
  • Javier Sologuren
  • Jorge Pimentel
  • Cecilia Izquierdo Ríos
SEIS
  • Enrique Peña Barrenechea
  • Carlos Garayar
  • Max Dextre
  • Miguel Angel Zapata
  • Celia Flores
SIETE
  • Poetas del Asfalto o
    Poesía Beat
    del Jirón Quilca
OCHO
  • Yolanda Westphalen
  • Armando Arteaga
  • Jorge Espinoza Sanchez
  • Porfirio Mamani Macedo
NUEVE
  • Carlos Germán Belli
  • María Emilia Cornejo
  • Oscar Málaga
  • Miguel Ildefonso
DIEZ
  • Sebastian Salazar Bondy
  • Leopoldo Chariarse
  • Carlos Zúñiga Segura
  • Cesáreo Martinez
  • Olga Manyari Rey de Córdova
  • Carlos A. Guevara Morán
ONCE
  • Magda Portal
  • Rodolfo Hinostroza
  • José Watanabe
  • Carlos Olivera
DOCE
  • Mario Razzeto
  • César Toro Montalvo
  • Luis Valdés Pallete
  • Carlos Wetherman
TRECE
  • Blanca Varela
  • Juan Cristóbal
  • Félix Puescas Montero
  • Samantha Berger
CATORCE
  • Esther M. Allison
  • Antonio Cisneros
  • Mirko Lauer
  • Carlos Portocarrero
QUINCE
  • Luis Nieto
  • César Calvo
  • Alonso Ruiz Rosas
  • Alida Castañeda Guerra
  • Josefina Barron
DIECISEIS
  • Luis Valle Goycochea
  • Manuel Morales
  • Delia Vargas Machuca
  • Ana María Intili
  • Frank Otero Luque
DIECISIETE
  • Reynaldo Naranjo
  • Feliciano Mejía
  • Vladimir Herrera
  • Hernán Hurtado Trujillo
DIECIOCHO
  • Abraham Valdelomar
  • José Cerna
  • Alejandro Medina Bustinza
  • Juan Carlos de la Fuente
DIECINUEVE
  • Manuel Moreno Jimeno
  • Manuel A. Rodriguez
  • Nelson Castañeda
  • Mapy Kruger
  • Héctor Ñaupari
VEINTE
  • Emilio Adofo Westphalen
  • Catalina Recavarren
  • Rosella di Paolo
  • Alberto Gonzales Alcántara
VEINTIUNO
  • Alejandro Peralta
  • Leo Zelada
  • Ladislao Plasencki
  • Willy Gómez Migliaro
  • Isabella Fendi
VEINTIDOS
  • Arturo Corcuera
  • Winston Orrillo
  • Alberto Valcarcel
  • Federico Torres
  • Gustavo Zorrilla
VEINTITRES
  • Samuel Velarde
  • Percy Gibson
  • Alberto Hidalgo
  • Giovanna Pollarolo
  • Raúl Heraud
VEINTICUATRO
  • Antenor Samaniego
  • José Luis Ayala
  • Sandro Chiri
  • Oscar Aguirre Méndiz
VEINTICINCO
  • Leonidas Yerovi
  • Florencia del Río
  • Tulio Mora
  • Frank Herbert Alfaro
VEINTISEIS
  • Marco Martos
  • Abelardo Sánchez León
  • Roger Santivañez
  • Rodolfo Pacheco
VEINTISIETE
  • José María Arguedas
  • Ricardo Silva Santisteban
  • Nilton Santiago
  • Vedriano Lozano Achuy
VEINTIOCHO
  • Alberto Ureta
  • Francisco Carrillo
  • Eduardo Chirinos
  • Víctor Guillén
VEINTINUEVE
  • Gustavo Valcárcel
  • Rocío Silva Santisteban
  • Josefina Jimenez
  • Carlos guevara Moran
  • Alessandra Tenorio
TREINTA
  • Luis Fabio Xammar
  • Juan Ramítez Ruíz
  • Héctor Rosas Padilla
  • Marcela Robles
TREINTIUNO
  • Augusto Tamayo Vargas
  • Guillermo Mercado
  • Marita Troiano
  • Rodolfo Ybarra
  • Virginia Macías Torres
TREINTIDOS
  • Ricardo Palma
  • Augusto Elmore
  • Carlos López Degregori
  • Rosina Valcarcel
  • Luzgardo Medina Egoavil
TREINTA Y TRES
  • Federico Barreto
  • Nelly Fonseca Recavarren
  • Chrystian Zegarra Benites
TREINTA Y CUATRO
  • César Moro
  • Carolina O. Fernández
  • Víctor Coral
  • Serapio Bajalqui Mitma
TREINTA Y CINCO
  • Xavier Abril
  • Lola Thorne
  • José Luis Grados
  • Enrique Carbajal
TREINTA Y SEIS
  • Ricardo Peña Barrenechea
  • Juan Ojeda
  • Roxana Crisólogo
  • Fransiles Gallardo
TREINTA Y SIETE
  • Manuel Scorza
  • Livio Gómez
  • Roger Casalino Castro
  • Gaby Arce Muñoz



Página hecha con:
block de notas
Notepad++


DOS POEMAS DE:
   Ricardo Peña Barrenechea

ESTATUARIA

Te contemplaba absorto. Tu cuerpo, limpio y suave,
copiaba un ritmo artístico en el dorado espejo.
Y eras por el torso fugitivo el bosquejo
de una Venus muy blanca y leve como un ave.

De enojos y de risas tu faz se estremecía.
Hundías en las manos la cara vergonzosa.
Y tu regazo era un valle de armonía
donde un cordero negro y oloroso reposa.

Al brillo de tus ojos que chispeaban voraces,
alzábase tu cuerpo graciosamente inquieto;
los senos, bien olientes, erguidos y procaces;

los cabellos de oro lamiéndote los flancos;
y toda Tú, radiosa, igual que este soneto,
¡colmándome de aromas y pensamientos blancos!

LA CARAVANA DE LOS ALBOS PAJAROS

¡Oh, la caravana
de los albos pájaros!

Los pájaros cruzan veloces
la mar inhollada;
cantando se internan
por la azul llanura,
y, ebrios de sol, la marcha aceleran...
¿Adónde van los pájaros?...

¡Tal vez
si presientan
que Dios
los espera;
tal vez si por eso la marcha aceleran
en pos
de la viña
celeste
que inunda el silencio!
¡Oh, la caravana
de los albos pájaros!

En la azul mañana
contémplola lleno de hondo fervor:
¿Ay, si se sumara a ella
este pájaro
loco de mi corazón?...


DOS POEMAS DE:
        Juan Ojeda

	    SOLILOQUIO

Para el que ha contemplado la duración

lo real es horrenda fábula. Sólo los desesperados,

esos que soportan una implacable soledad

horadando las cosas, podrían

develar nuestra torpe carencia,

la vana sobriedad del espíritu

cuando nos asalta el temor

de un mundo ajeno a los sentidos.

Qué esperarías, agotado de ti

o una estéril música,

cuyo resplandor al abismarse te anonadaría.

Pero tú yaces oculto o simulas alejarte

de lo que, en verdad, es tu único misterio:

en la innoble morada de la realidad

nutres un sentido más hondo,

del que ya ha cesado todo vestigio humano.

				Y destruyes

el reino de lo innombrable, que en ti mismo habita.

			

¿Qué esperarías? ¿Sólo madurar, descendiendo,

en una materia más huraña que el polvo?

			

Nada hay en los dominios frescos

del sueño o la vigilia.

				Así

he considerado con indiferencia mi vida,

y ya debemos marcharnos.


     CAPUT MORTEN
	Y no hallé cosa en que poner los ojos
	Que no fuese recuerdo de la muerte.
			Francisco de Quevedo

El fatigado de las nudosas meditaciones, en el brillo

De la desesperanza

		(detenido aire muerto o mundo) yace

Desbarrado por el ruido quieto del exilio

Y frecuenta una sabiduría maloliente como la muerte.



En qué secreto rencor sus ojos abrevarán, no lo sabemos

Ni deseamos preguntarle.

		Hay un seco terror en sus cuencos

Y una tensión inmóvil, como si el mundo pudiera disgregarse

Y el solo deseo de contenerlo arrastrará su ruina.



Sí, ahora entendemos su pereza y su hedor cadavérico.

Es un hombre hastiado de soportar el universo,

Y solloza nombrando los astros y el caso roto de la vida.



Ahora que la muerte frota sobre el aire su cadena,

Combado de soledad y neutro polvo hurga sus ojos.

Así el mundo es interior a los objetos, es este muro

Que maduraba en recogidos signos, es inerte trono.

Oh, caminar al fin le fuera dado en símbolo y ardiera

En una sola costumbre difusa

			(ni cuerpo ni mundo)

Estos ojos inciertos abren pétrea lámina horrenda.

LA CARNE PERMANECE AMALGAMADA
EN LOS BARRIOS

Roxana crisólogo

El gorjeo de aves se apodera de los lugares más
altos de las iglesias
y la nostalgia?
allí envío un pañuelo sucio.
Los perros juegan con el polvo sempiterno
del microbús extraño
No hay estrellas, y lo soñado no está a la vuelta
de la esquina, paredes terrosas, rostros
descascarados, legumbres ofrecidas por unas manos
agujereadas por el tiempo en su lugar
El movimiento casi
inexcusable diría de lo cotidiano es belleza
pintada reconstruída en la luz, belleza que estos
muros de cemento refractan a los parques, en donde
amo y bebo de una latita pintada de rojo
mi coca cola querida, el amor amable de Oscar
hombre trabajador y responsable: 16 años de servicios
a la patria, sin preguntas

SOY

Fransiles Gallardo

Soy
el horcón de la cabaña
de tus pesares
la paja de caña que escurre
el aguacero de tus penas
por donde resbalan
también
los aciagos vientos de tu angustia
las goteras de tu soledad

de: Arco iris de Magdalena, 2006


Dominios y Alojamiento Web

Arriba
ARRIBA